jueves, 4 de marzo de 2010

Medidas Preventivas para Evitar la Deforestación

Medidas Preventivas para Evitar la Deforestación
La deforestación es el desmonte total o parcial de áreas arbóreas con fines agrícolas, ganaderos o de otro tipo. La deforestación aumenta la cantidad de dióxido de carbono, las plantas y sustrato de los bosques tropicales de todo el mundo albergan entre los 460 y 575 miles de millones de toneladas métricas del carbono. En cada acre de bosques tropicales hay una 180 toneladas de carbono cuando se tala y se quema un bosque para establecer en su lugar cultivos y pastizales, el carbono almacenado en los troncos de los árboles (la madera contiene un 50% de carbono) se combina con el oxigeno y se libera a la atmósfera en forma de CO2. La pérdida de masa forestal influye poderosamente el ciclo global de la deforestación mundial, la liberación de combustible fósiles (carbono, petróleo y gas), libera alrededor de 6000 millones de toneladas al año en consecuencia resulta evidente que la deforestación contribuye significativamente el aumento del dióxido de carbono en la atmósfera. La liberación de CO2 a la Atmósfera incrementa a su vez el efecto invernadero y podría estar contribuyendo al aumento de la temperatura del planeta. Dióxido de carbono (CO2) es un gas incoloro, inodoro y con un ligero sabor acido, la molécula consiste en un átomo de carbono unida a dos átomos de oxigeno. Se denomina también aire fijo y se obtiene a partir de la descomposición química de diversas sustancias. Se produce por diversos procesos: por combustión u oxidación de materiales que contienen carbono, como el carbón, la madera, el aceite o algunos alimentos, por la fermentación de los azucares y por la descomposición de los carbonatos bajo la acción del calor o los ácidos, el dióxido de Carbono es elemento fundamental en el proceso de fotosíntesis. La fotosíntesis es un proceso químico por medio del cual las células vegetales elaboran su propio material, indispensables para la reducción del dióxido de carbono, se conocen dos etapas en la fotosíntesis una fase luminosa y una fase oscura, en la fase luminosa la planta absorbe los rayos solares. Energía solar La vida en la tierra depende fundamentalmente de la energía solar, la cual es atrapada mediante el proceso fotosintético, que es responsable de la producción de toda la materia orgánica que conocemos. La materia orgánica comprende los alimentos que consumimos diariamente tanto nosotros como los animales, los combustibles fósiles (petróleo, gas, gasolina, carbón); así como la leña, madera, pulpa para papel, inclusive la materia prima para la fabricación de fibras sintéticas, plásticos, poliéster, etc. La cantidad de carbono fijado por la fotosíntesis es espectacular, como lo demuestran las cifras de la producción anual de materia orgánica seca, estimada en 1,55 x 1011 toneladas, con aproximadamente 60% formada en la tierra, el resto en océanos y aguas continentales. Los organismos que en el curso de la evolución aprendieron a usar la energía solar y a transformarla en energía química son los llamados autótrofos, que están representados por bacterias y organismos del Reino Vegetal.

1 comentario:

  1. Hola, compañeros, tu información está muy bien, dices cosas importantes, esta interesante y completa, solo le falta unas imágenes y unos colores. Tu compañera.
    Luisa Yamilet Rodríguez Crivelli de 4°”C”

    ResponderEliminar